Accede a la zona de clientes

Método ISMO

Un proceso completo y riguroso basado en cinco fases asegura una mejora y mantenimiento de los edificios eficiente, adecuada y óptima. "Antes de intervenir, diagnosticar"

La práctica habitual, cuando el promotor decide unas mejoras en su edificio, es emprender inmediatamente la obra, bajo la supervisión de un técnico – especializado o no – en esta materia. ISMO Análisis y Diagnosis propone un procedimiento previo a iniciar las mejoras en un edificio, basándose en una investigación interdisciplinar, a partir de un análisis en el que se valoren los ámbitos arquitectónico, constructivo, social e histórico, para pasar a continuación a realizar la diagnosis del mismo.

Este estudio previo facilita la identificación de problemas y de sus causas, permitiendo al promotor tomar las decisiones adecuadas con antelación para la estimación presupuestaria de la obra. A partir de ahí, se redacta el proyecto, se acomete la rehabilitación y finalmente se elabora un plan de mantenimiento del edificio a lo largo de su vida útil (proponiendo pequeñas operaciones de limpieza, reparaciones y renovaciones hasta que el edificio necesite de una nueva obra de Rehabilitación).

Método ISMO
  • Fase 1: Análisis
  • Fase 2: Diagnosis
  • Fase 3: Proyecto
  • Fase 4: Rehabilitación
  • Fase 5: Mantenimiento